lunes, 1 de septiembre de 2008

Climbing with a rosary



The climbing rosario team......
10 cintas, 100 m de 9.1 mm un rosario y dos estampitas de la virgen de.... sí, claro, de la virgen de la Paloma. Íbamos resabiados ya desde la última vez, ¿para qué llevar más cintas si te vas a Tarn con idea de probar alguna de las heroicas...... ¿Qué para qué las estampitas y el rosario un ateo "confeso" como yo? pues...... las estampitas en el culo y el rosario porque siempre es bueno llevar un as en la manga y acabar rápidamente con una vida destinada a ese triste fin antes de que la cuerda se tense allá, allá abajo......ya lo dice la canción "antes muerto que cobarde....." Amigos, creedme que las estampitas han quedado irreconocibles del uso (perdón por la grosería) y el rosario......pues con los nervios del momento ni atinaba a apretarlo, se me escurrió entre los dedos cayendo a mi lado, lo veía como en cámara lenta variando su forma, encogiéndose y estirándose, ahora un circulo, ahora un ocho, luego arrugado y yo alargando la mano en mi caída intentando recuperarlo para terminar antes con la pesadilla...... me veía como desde fuera de la escena mirando mi esperpéntica figura tensando los músculos del cuello para poder alargar la mano un centímetro más, fuerza inhumana para estirar los dedos crispados por el pánico y así ganar un centímetro más (juro que este invierno voy a entrenar los extensores del antebrazo a muerte...así no puedo seguir...), planear, intentaba planear como en los documentales de paracaidismo a ver si así ganaba el puto centímetro que me faltaba para agarrar el rosario que volaba a mi lado; cómico, parecía que estaba intentando cazar moscas moviendo los brazos y él se escurría entre mis dedos una y otra vez, una y otra y otra y otra vez.... el Coyote, parecía el Coyote cayendo por el precipicio; no sabéis lo denigrante que es sentir que estás poniendo la misma cara que el coyote en ese momento, que si alguien pudiera vértela (me refiero a la cara) en ese preciso instante se descojonaría como todos lo hemos hecho del pobre Coyote; esos ojitos abiertos, casi desorbitados, ese último parpadeo antes de que .... (....), esas orejillas flotando al viento, ese desesperado movimiento de piernas que no encuentra sustento y , y, y y ....esa nubecilla de polvo pequeñita, pequeñita, allá, allá allá abajo y, y....... ¿ qué me decís de ese "poooofffffh" que se oye unos segundos después? (340m/seg es la velocidad del sonido, quiere decir que por cada segundo que pasa desde la nubecita hasta el poooooffffh el pobre bicho ha caído 340 metrazos de nada). Era un campeón el Coyote, un auténtico Climbing rosario team member, era un campeón, habrá que hacerlo member honoris causa y mandarle el rosario de oro con distintivo negro, por......pues..(...).. por si acaso decide usarlo en la próxima.

1 comentario:

ofelia dijo...

Genial naranja! se saleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee...
risas risas risas y buenos recuerdos

Besitos mil